“Para Tiria con mucho cariño y los mejores deseos para tu futuro, que -estoy segura- será brillante”.

Mi profesora de teatro me firmó la camisa del uniforme de sexto de escuela con esa dedicatoria. Pobre. Acá estoy, más bien una infeliz que por pobre y por infeliz ahora tiene presión alta y una depresión que otra que pizarnik y que no se puede pagar ni un porro de mierda en el país del pepe y la concha de su macri para llevarla un poco. Me marcaste genial pero en predicciones andabas bien para la mierda.La podría ir a buscar para que venga y vea pero me da pena porque se nota que ella estaba convencida de que me iba a ir bien y siempre me da pena mostrarle a la gente que todo es más feo de lo que cree.

Además, yo un poco de culpa tengo porque yo también pensé que me iba a ir mejor. Y ahora ya sé que esto no termina bien. Si tuviera alguna duda, en todo caso sería si termina mal dentro de poco o si termina mal dentro de mucho. Lo sé pero no lo quiero saber. Todos los días a cada rato lo sé y todos los días a cada rato no lo quiero saber. Yo quiero decir las cosas que dicen ustedes. Quiero decir bueno ya se va a arreglar todo vas a ver algo va a salir no puede ser todo tan difícil vas a ver que todo va a salir bien.

Yo quiero no saber que no es posible que todo salga bien porque cada vez sale peor y cuanto más tiempo pasa saliendo peor más peor es la peoridad porque cada vez  sale menos y  cuesta más y  queda menos plata menos fuerza menos ganas más latidos en los oídos más ojos hinchados más frío en las rodillas más agujero en el estómago más años más cansancio menos opciones menos vida y podés creer que al final la vida es esto la concha de tu macri nunca pensé y eso que siempre pareció que era una cínica pero se nota que no que era una tarada con ilusiones porque te juro que en el fondo yo pensaba que iba a tener una vida que en algún momento iba a poder hacer cosas y escribir cosas y sentarme al solcito y reírme un buen rato cuando pudiera salir de esto y de lo otro y zafar de aquel y de aquello otro pero resulta que fue pasando todo y se fue perdiendo todo y de dónde voy a sacar plata y las cosas que sí compra la plata yo lo sé porque tuve plata no me jodan y quién me va a pagar por patalear en facebook que es lo único que sé hacer respetablemente porque para todo lo demás me falta coraje o carácter o tranquilidad o me sobra coraje o carácter o edad o timidez sí sí ya sé que no parece pero bueno ya ves timidez ajá.

Lo único que me queda es el miedo porque eso sí que no termina nunca

hasta que algún día por fin termina y ahí termina todo así que igual da lo mismo y alguien dirá qué pena pobre tan mala no era capaz alguno hasta se conmueve y dice qué injusticia pero alguien también dirá y qué querés vos viste las cosas que decía es y alguno dirá que anduve mal de meritocracia y yo una vez tuve un chevrolet pero lo tuve que vender y no sabía entonces que cada cosa que perdía o que vendía se iba para siempre como mis ganas de que todo termine bien porque no sabía te juro que no sabía que por supuesto que es posible que nunca pueda salir de este espiral porque no hay dios ni karma ni equilibrio del universo ni siquiera suerte porque a la suerte hay que ayudarla y yo no puedo ayudar a nadie ni a nada porque lo único que puedo hacer es esperar a que termine mal lo más rápidamente posible porque antes estaba un poco deprimida y ahora vivo enferma y llorando todo el rato que no estoy haciendo toda la fuerza del mundo para aferrarme a esta porquería que yo ya sé que no es vida y que no lo va a ser pero tengo que seguir haciendo de cuenta que no lo sé porque si no es peor para todos y en el fondo andá a saber si no será verdá que algo va a salir ya vas a ver y entonces la esperanza de mierda es tan lo último que se pierde que pierdo todo menos eso podrás creer.

Les dejo lo único que aprendí que lo dice el tango y es que si te esmerás lo suficiente para sacarte las telarañas de los ojos o si tenés la suerte entrecomillada de que la vida te guasquee lo suficiente “verás que todo es mentira”.

Vos dirás qué legado de mierda eso no sirve para nada y además no puede ser porque si todo es mentira eso también es mentira y bueno que se arregle la gente que estudia filosofía que qué envidia que les tengo, como al resto de la gente que o bien tiene una vida o bien cree que la tiene. A mí me gustaría estudiar filosofía y cantar covers de swing y escribir poemas de los qué lindo y hacer pan casero con orégano y semillas de sésamo y comer brownies locos y tomarme un whisky cada tanto y que nunca más ningún diario describa cómo un tipo le arrancó los ojos a la ex y cómo en algún lado alguna mujer que perdió un embarazo se va a comer una década de cárcel. Me conformaría con creer que algún día alguna parte de todo eso podría llegar a suceder.

Pero ando tan mal de fe como de estabilidad.

Anuncios