La peligrosa y vulgar misión que nos ha sido impuesta, camuflada, como los uniformes militares, pinturrajeada un poco para que la muerte de lejos se confunda con naturaleza, rueda de hámster contra reloj biológico por conseguir novio, ansia de vestido blanco y vals de los 15 ensayo general, ramo piñata,  portaligas, baile del caño y luna de miel y para cuándo los bebés y el baby shower y la cesárea respetada y el parto “humanizado” (o sea, convertido en humano, imaginate el común) y todo el resto del circo antinatural que es el amor hetero-romántico y que -si los que se pelean se aman – se debe decir que termina bien cuando un marido te mete nueve puñaladas y te tira en la ruta porque te ama, o cuando se te fue la vida incubando una institución sobre tu lomo, o varias, parece demasiado macabra como para identificarla con la vida de una persona pero sin embargo ahí estamos, vidas reducidas a estas Betty Friedan 3.0 de la beyoncidad empoderante y opresión subversiva que somos hoy, porque los instrumentos de tortura también se reciclan y siguen existiendo, más “limpios” capaz, más brillantes, o al menos, más camuflados, como los uniformes militares, para que la muerte de lejos se confunda con naturaleza. Drag naturaleza disfrazada de ciencia y academia, que desdibuja y da oscuridad. Confunden más de lo que iluminan y no es solamente por incapacidad que las áreas más profanadas sean las mujeres y su sexualidad. Si se pudiera elegir, no elegiría ninguna. En eso tienen razón. Por eso tanto fierro y propaganda, para que no haya elección, o para que parezca que hay muchas, tantas que hay libertad para elegir, o para remendar el matadero hasta que pase por nidito de amor, según la necesidad. La heterosexualidad es un régimen, es impuesto y es la tumba de las mujeres. Sexualidad es otra cosa, la vida es corta y hay que escapar.

#LaDiccionaria #Orientación #UstedEstáAquí #SíTambiénHayMujeresMalasQuéGranAporteGraciasPorPensarlo #NoNadaGarantizaNadaPeroYoProbaría #LaRuletaRusaNoEsValienteEsTriste

Anuncios